Curiosidades: 4 usos de la orina

La orina, tiene muchos usos, algunos que ni siquiera se te pasarían por la cabeza y seguramente ni intentarías probar. Hoy queremos contarte los usos de la orina más extraños a lo largo de la historia.

 

Blanqueador dental

Una sonrisa blanca que se vea desde lejos es la aspiración de muchos, pero ¿qué tanto estás dispuesto a hacer para lograrlo? En la antigua Roma se utilizaba la orina para elaborar un enjuague bucal muy especial.

Si bien suena algo asqueroso, sí tenían algo de razón, el amonio, uno de los componentes de la orina, sirve como agente blanqueador, aunque por suerte hoy existen métodos más sofisticados y menos asquerosos.

Ablandar el cuero

ablandador de cuero

No hace falta andar con zapatos meados (a menos que quieras ahorrar unas chirolas).

Esa campera de cuero que tanto te gusta usar seguramente es blanda y cómoda, pero ¿cómo llegó a serlo? Un par de siglos atrás, solía usarse orina para ablandar el cuero. Gracias a su PH alto, se lograba romper el material orgánico, haciéndolo más suave y maleable.

En ese entonces, se solía sumergir el cuero de los animales en orina, no sólo para ablandarlo, sino también para separar cualquier resto de carne que quedara.

 

Detergente líquido para ropa

Ahora lo comprás en el supermercado, pero en la antigua Roma solían utilizar la orina para lavar la ropa.

El amonio, presente en la orina, era ideal para remover tierra y grasa. Al ser ligeramente ácidos, eran neutralizados por el amonio.

Si había manchas difíciles, una persona entraba a una especie de bañera con orina diluida en agua y movía dentro la ropa sucia, tal como una máquina de lavar muy arcaica pero, al parecer, bastante efectiva.

Hacer pólvora

Tener buena pólvora, era necesario en tiempos donde las personas contaban con sus rifles y pistolas para defenderse.

La pólvora es una mezcla de azufre, carbón y nitrato de potasio. Para obtener este último, se revolvía la orina con cenizas y hojas dentro de un pozo.

Cada semana, se añadía un poco más de orina y, finalmente, una vez que el líquido sobre la mezcla se evaporaba, se obtenía el nitrato que llegaba a la superficie. Todo ocurría ya que el amonio de la orina estancada reaccionaba con el oxigeno formando un nitrato.

 

Orina doctorBien, estos son algunos de los usos de la orina más raros que hemos rastreado en el pasado. Sin embargo, pasaron los siglos y la orina sigue utilizándose de forma poco convencional, pero efectiva, ya sea para generar electricidad o diagnosticar enfermedades.

La última: la profesora Gerardine Botte de la Universidad de Ohio ha llegado a la conclusión de utilizar la orina como combustible separando el hidrógeno presente en el orín y el amoniaco para así utilizarlo en energía, lo cual ya logró pero se continúa investigando.

Fuente: Ojo Cientifico